Las mejores apps para que no te pille una nevada por sorpresa

Que nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena es un dicho popular, pero muy cierto. Estamos hipercomunicados, tenemos el acceso a la información más fácil que nunca, y todo el mundo lleva en su bolsillo un teléfono inteligente con conexión a internet. Y aún así, todavía nos sorprenden nevadas o temporales en la carretera. Lo más sorprendente de todo es que en la mayoría de los casos, esos temporales estaban previstos desde hacía días.

Para ponerle remedio a esto, recomendamos 5 aplicaciones para iOS o Android desde las que podrás obtener información fiable y precisa de la meteorología en tu ubicación o ruta.

El Tiempo de AEMET

La Agencia Estatal de Meteorología cuenta con esta aplicación de descarga gratuita. Proporciona predicciones a 7 días para más de 8.000 municipios españoles. Tiene una opción de avisos desde donde se informa con antelación de fenómenos adversos, día a día y hora a hora. Esta app ofrece la opción de compartir información meteorológica o acceder directamente a la web de la AEMET.

The Weather Channel

Con esta app puedes visualizar la previsión meteorológica a 15 días vista de cualquier lugar del mundo. Tiene una sección de noticias sobre el tiempo y vídeos donde te dan la previsión meteorológica como lo haría “el hombre / la mujer del tiempo” de la tele.

Morecast

Se trata de una app con la que puedes consultar predicciones minuto a minuto de las principales ciudades del mundo. También te da la opción de comparar el tiempo en dos lugares diferentes. Te permite consultar la previsión a nivel de calle, o lo que es lo mismo, el tiempo mediante la geolocalización de una dirección precisa.

DGT

No es una aplicación meteorológica, pero dado que la meteorología incide directamente en el estado de las carreteras, hemos considerado necesario mencionarla. La Dirección General de Tráfico te permite conocer mediante esta aplicación el estado de tus rutas más utilizadas, acceder a las cámaras de tráfico y proporcionarte otras informaciones relacionadas con el tráfico. También hay un acceso directo al 112.

El Tiempo por eltiempo.es

Esta app te permite conocer el pronóstico atmosférico para los próximos 14 días en alrededor de 200.000 municipios de todo el mundo. Además también puedes conocer la temperatura, sensación térmica, mapas de predicción y partes de nieve en estaciones de esquí españolas. Cuenta con una opción de consultar el parte meteorológico en vídeo, contado por meteorólogos tan mediáticos como Jose Antonio Maldonado, Mario Picazzo o Mar Gómez.

¿Qué cadenas para la nieve me compro, textiles o metálicas?

Si estás pensando comprar unas cadenas de nieve para tu vehículo, quizá estés dudando entre elegir unas cadenas metálicas o textiles. Seguridad, precio, facilidad de montaje… Son factores muy importantes a tener en cuenta cuando se trata de escoger un accesorio con el que ponernos en la carretera.

Te explicamos las principales características de estos dos tipos de producto para facilitarte la decisión:

Cadenas metálicas: son el tipo de cadena más tradicional. Se trata de una cadena de eslabones de acero entrelazados y unidos por un aro o cable metálico que se ajusta al tamaño del diámetro de la rueda. Una vez se haya colocado y abrochado ese aro, se van tensando el resto de extremos sueltos, cruzándolos y abrochándolos según las indicaciones de cada fabricante.

Este tipo de cadenas tiene bastante durabilidad, pero presentan varias desventajas: hay que hacer bastante fuerza para tensarlas y para abrocharlas, producen vibraciones al conducir con ellas y dificultan el funcionamiento del control de estabilidad del vehículo, además, una queja frecuente entre los usuarios de este tipo de cadenas es que arañan las llantas. También es importante asegurarse bien de que se han cerrado correctamente porque si se sueltan, pueden dañar la carrocería.

Cadenas textiles: Su facilidad de montaje y lo ligeras que son, son los principales motivos por lo que los usuarios se decantan por este tipo de cadenas para la nieve. Se trata de una funda de un tejido especial que cubre la banda del neumático, de tal manera que la rueda queda envuelta.

Se ajustan mediante una goma, por lo que no tienes que hacer fuerza para abrochar ningún cierre y solo tienes que adelantar el coche un poco para terminar de colocarlas. Además, al ser una tela uniforme y no tener eslabones metálicos, la conducción es mucho más suave y el vehículo no vibra sin alterar el funcionamiento del control de estabilidad y proporcionándote total seguridad. Actualmente hay cadenas textiles para todo tipo de vehículos: 4×4, turismos, caravanas, autobuses o vehículos industriales.

Las desventajas que te puedes encontrar es que son menos económicas que las metálicas y que si no las retiras cuando el asfalto ya no está nevado ni helado, pueden romperse. En cambio, si sigues las indicaciones del fabricante, es un producto muy duradero.

Puntos en común de las cadenas metálicas y las textiles:

  1. Ambas son válidas cuando el uso de cadenas es obligatorio.
  2. La velocidad está limitada a 40km/h.
  3. Se colocan en las ruedas motrices. Si tu vehículo es un 4×4 las tendrás que colocar en las cuatro ruedas.

Diez consejos para conducir en una carretera helada o con nieve

Atrás, muy atrás, quedaron las lecciones de autoescuela para muchos. Es  posible que uno de los primeros temas del manual de conducir que hayas olvidado sea cómo colocar unas cadenas o cómo conducir con hielo o nieve. Esto es relativamente normal si vives por ejemplo en determinadas zonas de España –desde donde escribimos este artículo–, donde la media de días que nos encontraremos con nieve puede ser prácticamente nula.

Según el Instituto Geográfico Nacional, si hablamos del litoral gallego, las vegas extremeñas del Tajo y Guadiana, el Guadalquivir y el litoral mediterráneo hasta el sur de Cataluña, la media de los días en los que la nieve puede aparecer es inferior a uno. En cambio, según nos encontramos en una zona de más altitud (de norte a sur de la Península) podemos encontrar nieve en una media de hasta cuarenta días al año.

Con esta realidad es frecuente que la mayoría hayamos decidido liberar espacio de nuestra memoria y hayamos borrado informaciones que creemos que no vamos a necesitar nunca, como la que citábamos al principio: cómo conducir con nieve o hielo. Lo cierto es que saber hacerlo no solo nos puede salvar la vida en alguna ocasión, también nos permitirá disfrutar de actividades invernales al aire libre.

Te damos diez consejos a la hora de enfrentarte a una carretera helada o nevada:

  1. Lleva siempre cadenas en el coche. Aunque creas que te las puedes ahorrar y que solo ocupan espacio en tu maletero, créenos, las sorpresas meteorológicas existen y no vas a ser el primer conductor que se ha quedado atrapado en la carretera porque no llevaba cadenas cuando una nevada le ha sorprendido. Y si desconfías porque piensas que solo queremos vendértelas, puedes mirar la hemeroteca de cualquier medio, comprobarás que tenemos razón.
  2. Sigue siempre los consejos y recomendaciones de las autoridades. Es una norma básica, pero no podemos saltárnosla por vivir nuestra propia aventura.
  3. Lleva el depósito de gasolina lleno.
  4. Lleva un buen calzado. Evita conducir con zapatos con suela gruesa ya que es importante que tengas buena sensibilidad para manejar los pedales. Un acelerón o pisar bruscamente el freno puede tener un mal desenlace en una carretera nevada o con hielo. Tampoco olvides que quizá tengas que bajar del coche en algún momento, por lo que llevar un calzado demasiado fino o fácilmente permeable puede ser muy incómodo.
  5. Ten los neumáticos en buen estado y con la presión necesaria. Esto es fundamental siempre, pero es imprescindible cuando la superficie está mojada, helada o nevada. Si vives en zonas donde nieva con frecuencia, plantéate unos neumáticos de invierno.
  6. El mejor freno, la distancia de seguridad. Hay que tratar con muchísimo cuidado el pedal de freno cuando conducimos con nieve o hielo. Lo pisaremos lo menos posible y de manera muy suave. Para evitar usarlo, modera extremadamente la velocidad; conduce con marchas cortas y mantén la distancia de seguridad. Si tienes que reducir la velocidad en alguna curva, es mejor reducir las marchas que tocar el freno.
  7. Si tu coche mide la temperatura externa, extrema la precaución si se llega a 3 grados sobre cero, que es cuando comienza a helar. Si nos encontramos con una placa de hielo hay que conducir muy despacio, sin tocar el freno ni el acelerador y hacerlo de la manera más recta que nos sea posible. Si has de frenar, hazlo con toques suaves, excepto si tienes ABS, que puedes pisar el pedal a tope.
  8. Evitar girar el volante y sobre todo los volantazos bruscos. Con nieve y hielo la conducción es como si llevases el coche lleno de huevos crudos… así que ve con sumo cuidado.
  9. Con nieve, conduce con las luces de corto alcance siempre encendidas aunque sea de día. Para ver y ser vistos.
  10. Si pierdes el control del coche, levanta muy suave el pie del acelerador. No lo hagas de golpe porque al hacer un movimiento brusco puede agravar la situación. Pisa suave y corto el freno. También con mucha suavidad gira el volante en la misma dirección hacia la que va la parte trasera del coche. 

Dónde esquiar en noviembre

Han pasado muchos meses desde que guardamos las botas de esquí o la tabla de snowboard. Para los amantes de los deportes de invierno, el verano se hace largo, y contamos los días para que el frío regrese de nuevo. Con las primeras bajadas de temperatura las ganas de desempolvar nuestro equipo comienzan a hacerse más agudas y deseamos que por fin nos lleguen las primeras fotos de montañas cubiertas de blanco.

Estamos en noviembre y eso es una gran noticia para los amantes del esquí. Aunque la mayoría de las estaciones abrirán sus puertas en menos de un mes, ya hay algunas que se han adelantado a la temporada y nos permitirán disfrutar de las primeras nevadas del año.

Te dejamos una lista de las estaciones más prematuras de la temporada y la fecha en la que abrirán o abrieron sus puertas. ¡Disfrútalas!

Marsella, Pirineo catalán (10/11)

Baqueira / Beret, Pirineo catalán (18/11)

Sierra Nevada, Andalucía (25/11)

Cerler, Pirineo aragonés (25/11)

Formigal / Panticosa, Pirineo aragonés (25/11)

Candanchú, Pirineo aragonés (25/11)

Pavimento deslizante por hielo o nieve: ¿estás preparado para atravesarlo?

¿Qué significa esta señal?

A- Peligro por proximidad a una zona con posibles nevadas

B- Avisa que estamos en una zona de puerto

C- Alerta, pavimento deslizante por hielo o nieve

La respuesta correcta es la C, por lo que se recomienda reducir la velocidad y en algunos casos usar cadenas.

Pero además de una conducción adecuada en estas circunstancias, también tenemos que lograr devolver a nuestro neumático las condiciones de agarre. Para ello disponemos de cadenas metálicas o textiles:

  • Las cadenas metálicas y spikes spider recubren el neumático de tal manera que éste no toca la superficie. La cadena es la que se asienta en el suelo y hace efecto de tracción. Se clava en la nieve, la corta y busca el soporte duro del fondo.
  • Las cadenas textiles también recubren el neumático pero su función se explica a través de un sistema tribológico definido por tres variables: Superficie superior, lubricante y superficie inferior.

La tribología es la ciencia que se centra en el estudio de tres fenómenos: la fricción entre dos cuerpos en movimiento; el desgaste como efecto natural de la fricción y la lubricación para reducir el desgaste.

Las cadenas textiles están recomendadas para uso intensivo tanto para turismos, furgonetas, camionetas y 4×4. Pueden utilizarse sin ningún deterioro en las circunstancias de alternancia de nieve y asfalto, y no necesitas retirarlas hasta que finaliza totalmente la superficie deslizante. Si tienen una composición del 100% poliéster de alta resistencia, son tecnológicamente superiores a cualquier producto de la misma categoría del mercado, por lo que duran hasta cuatro veces más. Su uso requiere circular a una velocidad máxima de 40 Km/hora y no hacerlo fuera de carreteras asfaltadas.